Inicio»Yucatán»Se resisten a sustituir calesas en la ciudad

Se resisten a sustituir calesas en la ciudad

0
Compartidos
Google+

Caleseros se resisten a sustituir los caballos por calandrias eléctricas, pues aseguran que son inviables y además cuentan con el apoyo del Ayuntamiento de Mérida para continuar prestando el servicio de transporte turístico con sus animales.

El secretario general de la Unión de Conductores de Carruajes del Estado de Yucatán, Eynar Medina Borges, sostuvo que sería un error modificar las calesas, que representan una tradición de la capital y de las cuales dependen más de 60 familias.

Asimismo, explicó que la intención del Movimiento Animalista Ciudadano de Yucatán A.C. y el Colectivo Vegan, que propusieron al Ayuntamiento de Mérida el reemplazo de las calesas de tracción animal por eléctricas, es beneficiar a un empresario y no están a favor del medio ambiente como aseguran.

“Personalmente fuimos al Estado de Guadalajara y pudimos constatar que ahí, donde pusieron de ejemplo, sólo hay siete unidades y los compañeros perdieron todos sus derechos y ahora son unos empleados más. De hecho, ya se registraron percances, pues se han zafado ruedas de la calesas”, aseveró el secretario de la Unión de Carruajes.

Medina Borges mencionó que hasta el momento este tema no se ha vuelto a tratar con las autoridades municipales, pues sostuvo que cuentan con el apoyo del Ayuntamiento que ya acreditó que los equinos son tratados con todas las normas de higiene y seguridad correspondientes.

“Yo haría una pregunta, valdría la pena destruir una tradición por algo que prácticamente no es una calesa sino un vehículo eléctrico con una adaptación similar a la de un carruaje”, cuestionó.

Aunque la Comuna meridana dejó entrever la posibilidad de adquirir las calesas eléctricas para sustituir las de tracción animal, el dirigente de los caleseros locales reiteró que no existen intenciones de ninguna de las partes en hacer esto posible, pues se estaría acabando con una centenaria tradición.

De igual forma, recordó que son 67 socios e igual número de familias que dependen de esta actividad para mantenerse, por ello sostuvo un “rotundo no” a esta propuesta hecha por ambientalistas y defensores de animales hace varios meses.

“No estamos de acuerdo con algo que en lugar de traer un beneficio pretende lacerar nuestras tradiciones”, remarcó.

Noticia anterior

Resaltan importancia de Santa Gertrudis Copó

Siguiente noticia

Exitoso Desfile Inclusivo