Inicio»Yucatán»Construcción de calera continúa en ejido de Chocholá

Construcción de calera continúa en ejido de Chocholá

0
Compartidos
Google+

La comisaria de Chocholá, Claudia Fabiola Cob Durán, consideró “descarada” la actitud de la familia Abraham Mafud, ya que a pesar del amparo de medidas cautelares sigue con la construcción de la calera Oxxica y del banco pétreo de la constructora Proser.

Resaltó la preocupación de los ejidatarios ante el grave riesgo que representará la puesta en marcha de dichas empresas, por el deterioro a su salud y del medio ambiente.

Denunció a dichos empresarios por desacato, ya que continúan con la construcción de la calera, la cual se ubica a un costado de la carretera Mérida-Campeche.

“Los ejidatarios de Chocholá observan que a diario ingresan camionetas cargadas con material de construcción, así como de alarifes, por lo que es obvio que los trabajos continúan”, acotó.

Ante tal actitud, aseveró que “los ejidatarios de Chocholá “están dispuestos a dar su vida con tal de proteger el patrimonio de sus hijos”.

“Nosotros entregaríamos nuevas vida para defender nuestro patrimonio, nuestras raíces, haremos lo mismo que hicieron nuestros antepasados”, aseveró, al hacer alusión a la Guerra de Castas.

Asimismo, aseveró que “se nos ha visto como personas no pensantes, ignorantes, pero hemos demostrado que sabemos trabajar, y no queremos que piensen por nosotros, y sobre todo que borren de nuestro memoria de dónde venimos y de donde somos”.

Explicó que el dueño de Oxxica, Carlos Abraham Mafud, acaparó 612 hectáreas del ejido de Chocholá, de los cuales destinó siete para la calera y otra parte se la entregó a su hermano, propietario de la constructora Proser, para instalar un banco pétreo.

Actualmente, Chocholá tiene 565 ejidatarios, que son afectados por dichos empresarios, ya que los despojaron de sus tierras.

Remarcó que la familia Abraham Mafud ha provocado numerosos despojos de tierras en diversos municipios, sin embargo, los ejidatarios tienen miedo de denunciarlos.

Para evitar este tipo de atropellos se formó el Frente de Ejidatarios en Defensa de la Tierra y la Vida, la cual está conformada por 20 ejidos de diversos municipios, como Kinchil, Samahil, Baca, Motul y Chocholá.

Noticia anterior

Zona costera con más daños por frente frío 31

Siguiente noticia

Persiste violencia contra las mujeres