Inicio»Yucatán»Reaparece la triquinosis

Reaparece la triquinosis

0
Compartidos
Google+

La contaminación del manto freático y la mala higiene al momento de preparar los alimentos provoca en Yucatán el aumento de las enfermedades intestinales, e incluso la reaparición de la triquinosis, que estaba ausente desde 2015, informó el epidemiólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Eulogio Pérez Peniche.

Reconoció que los efectos de la contaminación del manto freático se dan principalmente en las pequeñas comunidades y las más pobres, cuyos habitantes consumen agua de pozo sin hervirla, provocando además aumento en las infecciones diarreicas agudas.

Uno de los factores asociados a este problema es el fecalismo al aire libre que aún se realiza en comunidades marginadas del Estado.

Esa práctica provoca la contaminación del subsuelo, de donde el agua regresa a la superficie al ser consumida a través de un pozo, exponiendo a las personas a numerosas infecciones.

Entre éstas la giardiasis que es una enfermedad diarreica ocasionada por Giardiaintestinalis (conocido también como Giardialamblia), parásito microscópico unicelular que vive en el intestino delgado de las personas y se transmite en las heces.

“Lo más recomendable es el consumo del agua potable, pero muchas veces el servicio no llega a las pequeñas comunidades o bien, a las personas del interior del Estado no les gusta el sabor”, acotó.

En el caso de Mérida y otras ciudades, el problema es debido a la falta de higiene personal, en especial, en la preparación de los alimentos, de ahí la importancia de lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño.

Indicó que recientemente en Yucatán se registró un caso de triquinosis, patología derivada de la ingesta de un cerdo infectado que no fue detectado a tiempo porque se trató de un animal de patio.

Con la mala preparación de los alimentos, es mayor la probabilidad de propagación de este parecimiento, el cual es provocado por la invasión de las larvas de triquina en los músculos del organismo.

“Es una enfermedad parasitaria producida por el microorganismo Trichinellaspiralis, que invade tejidos musculares y provoca diarreas severas y dolor”.

Noticia anterior

Aumentan los delitos sexuales en el Estado

Siguiente noticia

Ofrece Comuna cursos de capacitación a meridanos