Inicio»Portada»Solapó Zapata abusos y violaciones en Caimede

Solapó Zapata abusos y violaciones en Caimede

1
Compartidos
Google+

La representante del Movimiento ¡Yucatán… No más negocios con nuestros hijos!”, Dariana Quintal Narváez, denunció que la pasada administración que encabezó Rolando Zapata Bello, conocía los abusos y violaciones que sufrían niños recluidos en el Centro de Atención al Menor en Desamparo (Caimede), sin embargo, nunca hizo algo para sancionar a los responsables.

Fue entrevistada frente al Palacio de Gobierno, donde realiza una huelga de hambre que inició la tarde del pasado lunes en protesta por la violencia institucional en su contra, pues la mantienen separada de su hija desde hace cinco años. Dijo que desde que inició su lucha para recuperar a su descendiente, varias madres se han acercado a ella para denunciar irregularidades en dicho centro y en los procesos de custodia.

“Lo que hoy se sabe de las violaciones sexuales en agravio de los niños ha sido porque durante casi tres años he estado denunciando todas las arbitrariedades. Tengo pruebas, tengo videos que muestran cuando sacaban a los niños de un albergue particular, y cómo dos hombres, que estaban en rehabilitación en esa misma institución por drogas y alcohol, están regresando con dos niños de entre dos y tres años en una combi de la misma institución”, sentenció.

Tengo hasta ahora 44 niños liberados del Caimede y otros seis niños que probablemente hoy (por ayer) se entreguen. Son menores de madres que he ayudado a recuperar a sus hijos. Se ha logrado por una investigación y denuncias que he llevado a cabo de lo que la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa) ha venido haciendo, que es separar a los niños de sus padres.

Afirmó que la violencia institucional que sufre es represalia por la denuncia penal que ha interpuesto contra Cinthia Guliana Pacheco Garrido, extitular de la Prodemefa en el sexenio del priísta Zapata Bello, y que destituyeron por actos de corrupción; así como contra Irene Noemí Torres Ortegón, quien recién salió como titular de la Prodemefa, pues estaba enterada de lo que sucedía en el Caimede.

“Irene estaba enterada de todo lo que estaba pasando en Caimede porque yo a ella le di la información de primera mano. Las autoridades (anteriores) nunca hicieron nada, a pesar de las denuncias, se protegieron unos con otros”.

Quintal Narváez reiteró que las represalias que hay en su contra son para que desista de todas las demandas, que ha interpuesto ante la corrupción que hay en Prodemefa y del Centro de Convivencia Familiar de Yucatán (Cecofay).

La manifestante recordó que desde hace cinco años mantiene un juicio de guardia y custodia de sus dos hijas, que inició cuando su exesposo, Ángel Ismael B.P y su abogado le fabricaron delitos en su contra como violencia intrafamiliar.

“Mi situación tiene que ver directamente con el caso Caimede, son las represalias políticas que están en mi contra por pretender alzar la voz para defender a los miles de niños y mujeres a quienes les han quitado a sus hijos. Yo hago un llamado a las autoridades actuales a tomar cartas en el asunto y hacer una investigación profunda, porque han cambiado las cabezas pero abajo siguen el mismo personal y eso es un peligro para los menores”, enfatizó.

 

CUSTODIOS

Como hemos informado, tres custodios del Caimede permanecen en prisión preventiva, acusados de maltrato y abusos sexuales durante la administración Zapata Bello.

Los imputados son la niñera Yuliana B.C.F. y los vigilantes Robert S.D.A y José Y.C.C.

Los tres fueron imputados por los delitos de violencia familiar equiparada y violación equiparada agravada en contra de niños internos en dicho albergue ubicado al poniente de la capital yucateca.

Noticia anterior

Evitan suicidio de fémina

Siguiente noticia

Piden confianza en lucha anticorrupción