Inicio»Yucatán»Peor año por pesca furtiva

Peor año por pesca furtiva

0
Compartidos
Google+

La pesca furtiva se ha convertido en el principal enemigo del sector pesquero en Yucatán, al grado que los empresarios han catalogado el 2019 como de los peores años ante la depredación de especies como el mero y la langosta.

“Ambas pesquerías son las más importantes en el Estado e iniciaron mal. En la langosta tenemos un 50 por ciento debajo de la producción del año pasado.

Los recursos están siendo afectados por varios factores, principalmente por la pesca furtiva, manifestó José Luis Carrillo Galaz, vocal financiero de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y presidente de la Federación Centro en Yucatán.

Después de escasear el pepino de mar, la gente que ha migrado de otros estados a Yucatán se dedicó a capturar otras especies que adquirieron valor comercial fuerte como el caso del mero y del pulpo, abundó.

El empresario manifestó que la depredación de las especies con alto valor comercial se ha reflejado en la reducción de los volúmenes de captura.

“El mero apenas está rebasando las mil toneladas, con la langosta no hemos alcanzado ni las 150 toneladas. Son números alarmantes y tenemos que hacer realmente análisis y reflexión para saber qué está pasando, pero nosotros sabemos que la pesca furtiva es uno de los factores principales”.

Ante este panorama, Carrillo Galaz informó que las perspectivas para la temporada de captura de pulpo que inicia el primero de agosto no son favorables, ya que el octópodo fue capturado durante los siete meses y medio de veda.

La temporada de pulpo será del primero de agosto al 15 de diciembre. El año pasado capturaron 34 mil toneladas, 10 mil toneladas más que en 2017. Sin embargo, por la pesca furtiva se estima que este año el volumen apenas alcance las 17 mil toneladas.

Reiteró que estos números prenden los focos  rojos de la industria pesquera en Yucatán, por ello urgió a las autoridades de los tres órdenes de Gobierno iniciar un reordenamiento pesquero para eliminar la captura ilegal.

Sólo tenemos cuatro inspectores para los 370 kilómetros de litoral, entre 14 y 15 comunidades pesqueras.

Noticia anterior

A la cárcel por rijoso

Siguiente noticia

Bajan ventas de pollo