Inicio»Yucatán»Presionan a ejidatarios para quitar demandas

Presionan a ejidatarios para quitar demandas

0
Compartidos
Google+

Ejidatarios de Chocholá presuntamente han sido presionados por la comisaria ejidal de ese municipio, Maritoña Flores Rosado, para que levanten las demandas que han interpuesto sobre el supuesto despojo de tierras de parte de empresarios que pretenden establecer una empresa de extracción de material pétreo en esa comunidad.

De acuerdo con Gonzalo Alcocer Peña, miembro de ese ejido, el pasado lunes Flores Rosado citó a los trabajadores del campo a una reunión en la casa ejidal, y les solicitó que desistan en las demandas que han interpuesto por la presunta venta ilegal de 612 hectáreas de tierra.

“Demandamos las asambleas en que se vendieron terrenos ejidales a personas que ni conocemos ni son de Chocholá, se les vendieron 500 hectáreas a los que nombraron primero avecindados y después ejidatarios. Luego los excomisarios les regalaron 112 hectáreas. No estamos de acuerdo, porque van a explotar esas 612 hectáreas, van a sacar material pétreo”, describió el ejidatario Mariano Quintal Novelo.

Desde el 2012, cuando se originó ese conflicto, los ejidatarios han interpuesto más de 70 demandas por presunto despojo: del total, cinco son nuevas y los juicios iniciaron el pasado lunes; 36 serán “reactivadas” este año, pues fueron abandonadas en administraciones anteriores.

“Antes los empresarios estaban con el Gobierno y el trabajo sucio lo manejaban las instituciones: el Registro Agrario Nacional, la Procuraduría Agraria y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano. Ahorita están cambiando las cosas y a los empresarios no les parece”, apuntó Alcocer Peña.

Pese a las supuestas presiones, los habitantes de Chocholá han decidido continuar con los proceso hasta que los tribunales emitan resoluciones en todos los casos. “Los ejidatarios estamos en pie de lucha y seguiremos con las demandas, no desistiremos porque ya nos dimos cuenta que la comisaria está representando los intereses de los empresarios”, reiteró Alcocer Peña.

EN RIESGO FLORA Y FAUNA

Agregó que hay preocupación en la comunidad, pues temen que una fábrica de extracción de material pétreo contamine el agua y el aire en la zona, además que podría afectar tanto la vegetación como la fauna selvática.

De igual forma, los pobladores temen que sus apiarios se vean dañados por las actividades de la empresa.

Finalmente, los ejidatarios hicieron un llamado a las autoridades para que los apoyen en la resolución de los problemas de despojo, “pues esas situaciones se repiten en todo Yucatán y hay miles de expedientes similares saturando los tribunales agrarios”, señalaron.

Noticia anterior

Eligen a Linda Campechanita

Siguiente noticia

Realizan buzos nuevos hallazgos en cenote Xoc