Inicio»Yucatán»Revela Kulubá nuevos secretos de cultura maya

Revela Kulubá nuevos secretos de cultura maya

2
Compartidos
Google+

Kulubá representa una pieza de suma importancia para la investigación sobre la cultura maya, el último hallazgo dentro del sitio fue el Palacio de las Pilastras, explicó el arqueólogo investigador Alfredo Barrera Rubio, quien acompañó a los medios de comunicación durante un recorrido en el sitio arqueológico ubicado al oriente del territorio yucateco, a 37 kilómetros del municipio de Tizimín.

“Estamos haciendo la liberación de una estructura base voluminosa que forma parte del grupo C de Kulubá. Lo interesante de esta estructura es que debajo del escombro está sepultado un palacio que ya hemos descubierto en un 70%, al que hemos denominado el Palacio de las Pilastras”, agregó.

Explicó que el Palacio, como su nombre lo indica, tiene diversos accesos y el interior corresponde a una galería, sin muros divisorios. En la parte posterior se encontró un muro que sostenía una bóveda. Y según los expertos se han encontrado rasgos específicos de los itzáes de su llegada al sitio.

“Este edificio es bastante grande porque tiene 60 metros de largo por 11 de ancho y alrededor de seis metros de altura. Se construyó después otra estructura que corresponde, según nuestras primeras interpretaciones, a la llegada de los itzáes a Kulubá”, señaló Barrera Rubio.

Sostuvo que los hallazgos de objetos han permitido a los investigadores conocer los tiempos en los que este lugar era habitado, los cuales enriquecen los datos históricos de la cultura maya en Yucatán.

“De acuerdo a la cerámica que hemos observado, son dos periodos los importantes de este edificio, el Clásico Tardío de 600 o 900 después de Cristo, y el Clásico Terminal de 850 a mil 50, después de nuestra era. Hemos encontrado una vasija completa, desde luego gran cantidad de cerámica y material malacológico, obsidiana que era un material de comercio”, agregó.

Actualmente, en el sitio se encuentran trabajando 55 personas de comisarías cercanas, y se ha contratado a 13 albañiles del municipio de Oxkutzcab, así como a expertos en trabajos de restauración arqueológica.

“Tenemos como propósito hacer el plano del sitio arqueológico, completarlo porque tenemos cuatro kilómetros cuadrados registrados pero todavía quedan pendientes 233 hectáreas que corresponden al rancho Kulubá, adquirido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)”, concluyó.

Noticia anterior

Disminuye el precio del gas LP

Siguiente noticia

Basurero contamina playas de Progreso