Tribuna Campeche

Diario Independiente

Urgente renovar el formato de denuncia por violencia infantil

Da click para más información

Para garantizar la seguridad de los menores y la aplicación de justicia en los culpables, es necesario renovar y mejorar el formato de denuncia por abuso y violencia infantil que actualmente existe en el país, reconoció la senadora y presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, Josefina Vázquez Mota, en el marco del foro “Erradicar la violencia infantil: Tarea de Todos”.

“Tenemos que hacer un formato que primero permita que se denuncie en cualquier momento, no importando cuánto tiempo haya pasado para este crimen. El caso más reciente que me ha pasado es de un bebé de seis meses, entonces no podemos pedirle a alguien que no tiene voz que lo haga, pasarían muchos años para que se haga esta denuncia”, sostuvo.

No obstante, no fue la única mejora que propuso la senadora, sino también afirmó que es necesario que los jueces tengan amplio conocimiento del tema y que además no se ponga en duda la denuncia emitida por un menor.

“Es que tengamos ministerios públicos y jueces preparados en la materia. De hecho estamos pidiendo una cita en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para hablar y sensibilizar.

“Y lo otro es también fundamentar que a los niños se les crea. Muchas veces el niña o niño llega pidiendo ayuda cuando habla y lo primero que se encuentra es ‘no te creo, estás mintiendo’, yo quiero decirles a los papás y las mamás que cuando un niño habla sobre este crimen, no miente. Un niño de dos o tres años no miente cuando está sufriendo este crimen”, dijo.

Además, refirió que aunque no existen estadísticas claras sobre la violencia infantil en cada una de las entidades del país, lo que es seguro es que la mayoría está relacionada con el abuso sexual.

“Tenemos estadísticas de algunos estados donde hay mayor número de niñas y niños hospitalizados, pero realmente quiero decir que esta información es muy endeble, porque en muchos estados no se denuncia, y mucho menos se reporta cuando un niño o una niña está hospitalizado.

“Incluso feminicidios, como el caso de Fátima, están estrechamente relacionados con el abuso sexual. Los feminicidios en México han crecido 97 por ciento en los últimos cuatro años. Estamos en una epidemia de violencia de niñas y niños, y de muerte”.

Para prevenir que las estadísticas sigan en aumento, es pertinente que varios entes de gobierno y sociales, como la familia, se sumen a este llamado.  Un  niño que tiene educación y que en su familia le hablan o le previenen, es 20 veces menos vulnerable, finalizó.