Inicio»Yucatán»Crisis en servicio de calesas

Crisis en servicio de calesas

0
Compartidos
Google+

Ni recortando más de la mitad en la tarifa de sus recorridos, los aurigas de las tradicionales calesas del Centro Histórico de Mérida han conseguido llamar la atención de posibles clientes.

Y es que desde que comenzó la contingencia por el coronavirus Covid-19, los prestadores de este servicio enfrentan fuerte crisis económica.

De acuerdo con lo declarado por agremiados de la Unión de Conductores de Carruajes de Yucatán, desde hace más de una semana la cantidad de recorridos que ofrecen diario ha disminuido al punto de que incluso no llegan a dar ni un servicio.

Para poder contrarrestar esta problemática, han reducido drásticamente el costo de los recorridos, pasando de cobrar 400 pesos a solo cien pesos, y ni de esta forma han logrado que algún interesado pague por el servicio.

“Nuestros clientes usuales son personas que vienen de visita a Yucatán, no la gente que vive aquí. Obviamente con este problema del coronavirus muchos se regresaron a sus lugares de origen o ni siquiera tomaron sus vacaciones. Con eso nos quedamos sin ningún cliente”, señaló uno de los conductores de carruajes.

Como otra estrategia para mitigar esta problemática, los aurigas han comenzado a establecer turnos más amplios de trabajo, para permitir que los días en los que se labore tengan más oportunidad de captar clientes.

“Por el momento nos queda esperar y ver que tal avanza esto, no podemos hacer otra cosa porque como están las cosas, no sabemos si esto puede durar unas semanas, o meses. Obviamente estamos preocupados, pero este es nuestro trabajo”, afirmó otro trabajador de este sector.  Algunos han abandonado el oficio temporalmente.

Noticia anterior

Realizan apenas una o dos boleadas al día

Siguiente noticia

Caen 3 presuntas narcomenudistas