Inicio»Yucatán»Denuncian a policías por persecución y agresiones

Denuncian a policías por persecución y agresiones

0
Compartidos
Google+

Tricitaxistas de Kanasín denunciaron la persecución y las agresiones físicas que sufrieron de elementos de la Dirección de Seguridad Pública, durante el operativo implementado para detectar unidades que transportaban pasaje sin autorización.

El Ayuntamiento de Kanasín ejerció medidas administrativas en contra de los tricitaxistas que no respetaron las disposiciones de su plan de contingencia contra el contagio de coronavirus Covid-19.

El pasado miércoles 8 detuvo a 35 personas y retuvo más de 50 unidades de tricitaxis para  enviarlos al corralón, pero en algunas detenciones los policías abusaron de autoridad, aseguraron los afectados.

“Estaba en la calle cuando escuché que los policías habían instalado un retén, unos me corretearon, me alcanzaron y me golpearon, mientras me golpeaban me dijeron que mi moto y yo íbamos a viajar a la cárcel”, relató don Raúl, un señor de aproximadamente 50 años, mientras nos enseñaba los golpes que recibió por parte de los policías municipales.

La mera verdad –agregó– nosotros necesitamos el taxi, lo necesitamos, para trabajar, para comer, nosotros no tenemos tiempo, ellos reciben sus salarios, pero nosotros ¿qué comemos?”.

De acuerdo con uno de los entrevistados, son perseguidos porque son considerados “piratas” debido a que no cuentan con una placa de mototaxi.

“Aunque nos digan que somos piratas, tenemos que salir a trabajar y llevar comida a nuestras familias, no somos ladrones. William Pérez nunca nos quiso recibir. Hemos intentado dialogar una y otra vez con el alcalde, pero él nos ignora”, comentó Santiago Ucán Uc, tricitaxista afectado.

Don José Vidal, un hombre de edad avanzada, estaba transitando sin pasaje cuando vio a los uniformados maltratar a uno de sus compañeros.

“Lo agarraron como un delincuente, lo golpearon como diez policías y por más que le pedimos el favor que lo soltaran no hacían caso. Lo golpearon y lo arrastraron como una gallina, aparte vino un policía bien gordo (sic) y le aplastó la garganta, después le quemaron su mano en el escape de la camioneta”.

La verdad –prosiguió— no se puede confiar en autoridades como esas, son prepotentes, no apoyan al ciudadano, son ignorantes y abusan de su poder. Aunque el alcalde de Kanasín sólo reconoce a tres mil tricitaxistas de seis cooperativas, en el municipio más de 5 mil personas ejercen el oficio.

Noticia anterior

No hubo resultado médico de la difunta

Siguiente noticia

Convocan a sociedad a gran cruzada a favor de quienes menos tienen