Inicio»Yucatán»Entrega el INAH registro de pieza arqueológica a Incay

Entrega el INAH registro de pieza arqueológica a Incay

0
Compartidos
Google+

El director del Centro-INAH Yucatán, Eduardo López Calzada, entregó ayer al titular del Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), Felipe Canul Moguel, la cédula de la inscripción del Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos del monumento arqueológico denominado como “Aplanadora Maya”.

El monumento arqueológico fue previamente restaurado por el INAH y se le conoce como “Aplanadora Maya”, que posee más de mil 200 años de antigüedad y que se encuentra en resguardo del Incay.

Los trabajos de restauración lo realizaron un equipo técnico coordinado por las restauradoras Nancy Coronado Guajardo y Afifa Cetinam, de la Sección de Conservación y Restauración del Centro INAH Yucatán, y consistieron en limpieza y estabilización de la pieza arqueológica.

Durante la ceremonia de entrega de la inscripción de monumentos arqueológicos, muebles bajo custodia de particulares del Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos por parte del Gobierno Federal, López Calzada agradeció a Felipe Alberto Canul Moguel, director general del Incay, el apoyo prestado para la restauración de esta pieza.

Por su parte, Fernando Robles Castellanos, arqueólogo del INAH, destacó que “la aplanadora maya, también conocida como el megacilindro maya, se encontró en el kilómetro 35 del sacbé que unía las ciudades prehispánicas Cobá y Yaxuná, y fue descubierta por Alfonso Villa Rojas en 1934. El cilindro de piedra caliza sirvió para aplanar la megacarretera prehispánica que unió dos importantes metrópolis en el Clásico Tardío”.

El sacbé que unía las ciudades prehispánicas Cobá y Yaxuná, se considera la obra más relevante de la ingeniería carretera de la Mesoamérica prehispánica, que tuvo más de 100 kilómetros de largo y 10 metros de ancho.

Los trabajos de registro de bienes arqueológicos fueron realizados en el Departamento Jurídico del INAH a cargo de José Arturo Chab Cárdenas, en coordinación con las oficinas centrales del
INAH.

Se prevé que en breve se celebre un convenio de colaboración entre el Incay y el INAH para que los vestigios localizados en las carreteras y parques públicos estatales reciban mantenimiento y conservación.

Noticia anterior

Aeropuerto de Mérida retoma su dinamismo

Siguiente noticia

Cinco muertos en choque carretero