Inicio»Yucatán»Inician desalojos ante la amenaza de Delta

Inician desalojos ante la amenaza de Delta

0
Compartidos
Google+

Mientras que las autoridades estatales y federales evacuaron personas en al menos seis municipios del oriente yucateco, en la capital yucateca la población cayó en pánico ante el anuncio de la inminente llegada del huracán Delta, lo que ocasionó que se volcaran a tiendas de autoservicio y gasolinerías a surtirse de víveres y combustible.

Y es que los recuerdos del huracán Gilberto e Isidoro aún están vigentes en la mente de miles de personas, sin embargo, también será el primer huracán para otro tanto de personas que no han sufrido un meteoro de tales proporciones, ausentes en el Estado desde hace 18 años.

A nivel estatal se determinó la suspensión del servicio de transporte público en 60 municipios ubicados en la región oriente. Esta disposición inició desde ayer a las nueve de la noche y estará vigente este miércoles, reanudándose hasta el jueves, si no hay mayores afectaciones. Los municipios afectados por esta medidas son: Chemax, Tizimín, Izamal y Valladolid. También se suspendieron las actividades docentes y escolares hasta nuevo aviso.

En los municipios por donde se prevé que el ojo del huracán pase, se activaron los protocolos de evacuación, así como en los municipios costeros.

Por lo pronto, al menos 250 personas de Río Lagartos fueron trasladadas a refugios temporales ayer, como medida de prevención, informó el alcalde Erik Alcocer Estrada.

“Desde las 10 de la mañana estamos evacuando a la gente de Las Coloradas, además salieron seis camiones para Tizimín. Aproximadamente 240 personas evacuaron desde ayer con sus propios vehículos, la gente está colaborando”, precisó.

En Dzilam de Bravo las autoridades comenzaron a evacuar a los pobladores durante la tarde de ayer, ante la aproximación del huracán.

COMPRAS DE PÁNICO

En Mérida, los ciudadanos abarrotaron los supermercados desde la mañana de ayer, realizaron compras de pánico para y prepararse ante las posibles afectaciones que pueda generar el huracán.

En algunos centros de autoservicio se formaron largas filas para ingresar y poder hacer frente a la contingencia. Esta situación se replicó en el interior del Estado.

Noticia anterior

Paralizan actividades

Siguiente noticia

Evacuan a 70 personas del puerto de Progreso