Inicio»Yucatán»Lanzan campaña para proteger a flamencos

Lanzan campaña para proteger a flamencos

2
Compartidos
Google+

Para reducir las muertes de flamencos en carreteras y caminos costeros, la Fundación Pedro y Elena Hernández ha emprendido una campaña informativa de concientización sobre el cuidado de esta especie. Como parte de ella, anunciaron un protocolo a seguir en caso de avistar alguna de estas aves en zonas urbanas.

Conducir a baja velocidad, reducir el ruido, no usar claxon, ni gritar. Realizar movimientos lentos para no perturbarlos, no darles de comer bajo ninguna circunstancia, y en caso de observar alguna situación preocupante o ilícita, comunicarse a los números de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

La agrupación enfatiza en la campaña que capturar un ejemplar es ilegal y está penado, además de que se pone en peligro la salud del flamenco.

Al respecto, el coordinador del Programa de Conservación de Flamenco de la Península de la mencionada fundación, Melgar Tabasco Contreras, explicó por qué la captura de un flamenco es peligrosa.

“Los flamencos, como muchas especies de aves, tienen huesos huecos, como un avión, sus estructuras óseas son muy frágiles. Entonces si tú en el momento de la acción, en cualquier condiciones que esté el flamenco, sea sano o lesionado, lo agarras, se va a intentar defender y eso va a ocasionar una lesión”, explicó.

Incluso, dijo, cuando el ejemplar se encuentre herido la mejor opción será comunicarse con las autoridades correspondientes. “Entendemos la atención de querer salvar a un animal, pero los flamencos son muy especiales con su cuidado, por eso cuando los veamos lastimados no hay que intervenir”, enfatizó.

Aseveró que en los últimos años la muerte de estas aves ha aumentado, particularmente por la expansión urbana hacia zonas costeras.

“Por eso es tan importante que la gente conozca cómo proceder ante el encuentro con un flamenco. Ahora más que nunca tenemos que cuidarlos”, concluyó.

PLANTARÁN MIL ÁRBOLES

Mil árboles se plantarán este fin de semana en Mérida en las zonas de Paseo Montejo, barrio de Santiago y el Parque Itzimná, con motivo del décimo aniversario de la agrupación ambientalista Hoja Verde.

El presidente del proyecto, Jorge Escamilla Ávila, afirmó que también buscan sopesar el daño que tuvieron áreas verdes tras el paso de la tormenta tropical Gamma y el huracán Delta, particularmente aquellas que no se les habría podido dar mantenimiento ante la contingencia sanitaria.

El ambientalista refirió que esta actividad es anual y que durante la década que lleva operando han plantado 10 mil 835 árboles, de los cuales el 90 por ciento aún se encuentran estables y creciendo.

Noticia anterior

Reportan pérdidas del 75% por bajas ventas

Siguiente noticia

En cualquier momento la reapertura de playas