Tribuna Campeche

Diario Independiente

Recula la Segey; acatará sentencia a favor de niña

Da click para más información

Al conocer que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrajo el caso de Alba, menor con discapacidad que demandó una escuela pública por discriminación, la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado Yucatán (Segey) desistió de su recurso de revisión y ahora acatará la sentencia, la cual obliga a los directivos del centro educativo a hacer las adecuaciones necesarias para las personas con estas condiciones.

Alba Vázquez es una niña de 11 años de talla baja, que vive con hipocondroplasia y genuvaru, padecimientos que le producen dolores en los huesos, principalmente en sus extremidades. A mitad del año pasado, luego de someterse a una cirugía para corregir la desviación de sus rodillas, sus dolores se agravaron, por lo que caminar mucho y subir escaleras le resultar cada vez más difícil.

Su madre, María Vázquez Manzanilla, pidió a los encargados de la Escuela Primaria “Rodolfo Menéndez de la Peña”, donde estudiaba la pequeña, que hicieran un esfuerzo por adecuar sus instalaciones o en su defecto que las clases las pudiera tomar en un salón de la planta baja, y así evitarle a la menor subir escaleras, sin embargo, se llevó una desagradable sorpresa cuando los directivos se negaron.

“Le comenté al director maestro que Alba se está quejando de dolor, ya se cansa mucho y el director me dijo no, yo no voy a bajar el salón de Alba, yo no tengo para adaptarle un salón a la niña y si tú quieres ándate con quien puedas”, declaró.

María no se quedó con los brazos cruzados y con el apoyo de activistas y abogados interpuso una demanda de amparo contra la escuela por discriminación.

Tras más de un año de proceso legal la demanda encontró su cauce en la propia SCJN, quien atrajo el caso por su relevancia en el tema de personas con discapacidad.

Después de que el máximo tribunal decidiría el fondo de la demanda, la escuela ahora desistió del proceso y tendrá que hacer las adecuaciones necesarias para que Alba pueda tomar sus clases sin problemas.

“Nos entusiasma que Alba va a poder ser totalmente independiente en la escuela. No va a necesitar que le pongan a una persona para que la acompañe. Aquí no estamos hablando de Alba, estamos hablando de otros niños que van a poder ser independientes. Van a poder decir aquí mi escuela me está apoyando al tener las adaptaciones que yo necesito para poder estudiar, para poderme moverme”, concluyó.