Inicio»Yucatán»Encuentra octogenario la felicidad en el arte

Encuentra octogenario la felicidad en el arte

0
Compartidos
Google+

Todos los días, José Negrete, de 84 años de edad, toma su pequeño asiento y su bastidor y se instala bajo un árbol sobre la calle 7 en Mérida. Ahí, las horas pasan casi en un abrir y cerrar de ojos, perdido en sus pinturas y en los curiosos retratos que le encargan las personas que pasan por este sitio.

Ingeniero de profesión, don José renunció a reparar televisores y otros aparatos eléctricos y se mudó de la Ciudad de México a Yucatán hace más de 34 años. Aquí ha encontrado su felicidad, en sus pocas pertenencias y la pasión por el arte, y también en las personas que todos los días lo saludan.

“Vivía en esa ciudad enorme y ganaba rebién, casi mil pesos diarios, pero estaba amargado todo el día. Yo mismo me hice mi autoanálisis y me pregunté qué era lo que me pasaba, y pues estaba viviendo una vida que cero me gustaba. Dije, hasta aquí, me vine a vivir a un lugar más tranquilo y le empecé a dedicar tiempo a la pintura. Ahora el 10 de marzo no sólo cumplí años, sino también fue el 34 aniversario de haberme mudado a Yucatán”.

Pese a que no cuenta con un hogar fijo, asegura que los cuadros que le encargan le ayudan a tener la vida sencilla que tanto había añorado, aunque no siempre sean de su agrado las ideas de sus clientes.

“Porque a fuerzas están insistiendo en que retrate, yo no soy retratista, yo pinto lo que a mí me nace, pero a veces no queda de otra, es lo que da de comer y lo que mejor pagan.

Pero a mí dame un paisaje o una figura y soy refeliz, pero pues a la gente le gusta ver a otra gente en la pintura, y pues toca lo que toca”.

Aunque desconoce el tiempo que le queda en este mundo, a don José poco le preocupa eso y más bien espera que los años por venir le sigan dando la oportunidad de dedicarse a lo que más le gusta, su arte, sus pinturas.

“Yo no tengo hijos ni familiares que se preocupen por mí, así que mi única situación es el arte y en el futuro, en mis últimos días, voy a estar contento de haberme ido de donde no era feliz al lugar donde me hice feliz.

Mientras yo tenga mi arte, lo demás ni me preocupa”.

Noticia anterior

Piden rescatar parque ecológico de Mérida

Siguiente noticia

Lafourcade gana Grammy por "Un canto por México"