Inicio»Yucatán»Esculturas de arena en playas de Progreso

Esculturas de arena en playas de Progreso

0
Compartidos
Google+

Como parte del 150 aniversario del Puerto de Progreso, el artista venezolano, José Luis González, realizó un par de esculturas para embellecer las playas de la costa yucateca. En una reflejó la cultura maya a través de un par de danzantes regionales, mientras que en otra, creó una fuente de los deseos.

Además, continuando con las celebraciones del principal puerto yucateco, brindará talleres a los infantes que deseen aprender a crear arte con agua y arena.

El escultor señaló que busca a través de este tipo de arte crear conciencia en torno al cuidado del medio ambiente, porque al enseñar a los niños que con la arena se pueden crear obras dignas de ser admiradas, estos aprenderán a no contaminar las playas.

“Hasta ahora llevo 5, 6 años que me dedico hacer estos talleres para los niños, para mí es como ‘no más biberones electrónicos’, es como quitarle dos horas a los niños de la tecnología, que ellos vean que con sus manos pueden crear esculturas”.

Señaló que su viaje a Yucatán estaba programado para el seis de julio, sin embargo, al enterarse de la efeméride, decidió adelantar su visita a las tierras del mayab, y así poder regalar este par de esculturas a los progreseños y turistas.

“Hice la vestimenta del yucateco, el típico sombrero, la expresión, la elegancia, los tocados que utilizan las mujeres. Eso fue lo que me llamó la atención y eso fue lo que quise plasmar. Los arcos son por la arquitectura de la zona. Para hacer esta pieza tardé 4 días y medio y para hacer el pozo tardé dos días”.

Como ya había mencionado líneas arriba, también creó un pozo de los deseos, esta obra, refleja por un lado, la música, que de acuerdo al artista, refleja relación, y por otro, está el hecho de crear una escultura en donde la gente pueda interactuar, pues deposita monedas con el fin de solicitar un anhelo.

Noticia anterior

Bloquean ejidatarios entrada a Dzibilchaltún

Siguiente noticia

Presentarán obra en homenaje a abuelos