Inicio»Yucatán»Piden a Vila expulsar granja

Piden a Vila expulsar granja

0
Compartidos
Google+

Centenares de ciudadanos, en su mayoría del municipio de Homún, y activistas, se manifestaron a las puertas del Palacio de Gobierno para exigir al gobernador Mauricio Vila Dosal la expulsión del poblado de una empresa porcícola, pues aseguran que ha contaminado los cenotes y ha ocasionado pérdidas en el sector turístico, además del deterioro de la salud de los habitantes.

Asimismo solicitaron sean respetadas las decisiones ciudadanas en las consultas que se han realizado sobre el destino de esta mega fábrica de cerdos.

Al filo de las once de la mañana, los manifestantes arribaron en camiones al parque de La Mejorada y posteriormente se desplazaron sobre las calles 50 y 61 hasta la Plaza Grande de Mérida, donde lanzar un mensaje contundente al Gobierno Estatal: “No vamos a permitir que las granjas sigan contaminando”.

Recordaron que las autoridades han ignorado sus peticiones, desde el sexenio del priísta Rolando Zapata Bello, ya que fue el extitular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Eduardo Batllori Sampedro, quien otorgó los permisos para el funcionamiento de la granja en Homún.

En 2017 realizaron una consulta ciudadana en donde demostraron que no quieren la fábrica dentro de su territorio.

“Usted no tiene idea de cuántas personas están trabajando para el turismo, no sabe qué hermoso es Homún. Mauricio Vila… como tú solamente estás encerrado en un cuartito, en un huevito tú no ves nada, pero yo sí defiendo las aguas de Homún por mi familia y por todos los niños de Homún.

“Homún no se vende señor gobernador, Homún no se vende por unos cuántos pesos”, pronunció Martina Ramírez Soberanis, integrante del colectivo maya K’anan Tso’not.

“¿Le darías de beber agua con mierda a tus hijos?”, “Despierta Yucatán, te están secando, contaminando y vendiendo” y “Homún no se vende, Homún se defiende”, fueron algunos de los mensajes que los pobladores plasmaron en mantas y pancartas.

Virginio, oriundo de esta población localizada a una hora de la capital, declaró que “venimos a defender lo que las autoridades no han hecho en muchos años, sólo se dedican a destruirnos, a destruir el medio ambiente, pero nosotros no nos vamos a dejar, señores, estamos aquí para que el gobernador nos escuche. No queremos más granjas, porque pura contaminación traen y luego no nosotros lo aprovechamos, porque toda la carne la exportan. A nosotros nos están matando para que ellos se hagan ricos”.

Culparon al Gobierno de ser el causante de que el manto freático esté contaminando y señalaron que, a pesar de que se han realizado consultas para conocer la postura de los vecinos, hasta el momento no se ha pronunciado al respecto sobre si aceptará la decisión del pueblo o apoyará a la empresa porcícola.

“Creemos que va siendo hora de que el Gobierno Estatal de Yucatán que usted encabeza se posicione frente a los atropellos que la megas fábricas de cerdo han estado haciendo en los últimos años, pisoteando los derechos de los mayas de Homún y de los pueblos. Que digan si el Gobierno Estatal de Yucatán reconocerá el resultado de las consultas o seguirá avalando los permisos para que las mega fábricas de cerdo continúen imponiéndose en nuestro territorio”, exigió Ramírez Soberanis.

Doroteo Hau Kuk, miembro de K’anan Tso’not, responsabilizó a Mauricio Vila Dosal así como a las dependencias de los daños en la salud y la integridad de los pobladores.

En abril de 2019, los Defensores de los Cenotes ganaron un amparo en contra de la granja ante el Tribunal Colegiado en materias del Trabajo y Administrativa.

El pasado 25 de julio, al igual que sucedió en 2017 en Homun, en los poblados de Kinchil, Celestún y San Fernando en Maxcanú se realizó una consulta para decidir si revocan las operaciones de la empresa Kekén que tiene sus instalaciones en montes de estas comunidades yucatecas.

Noticia anterior

Localizan ahorcado a activista bielorruso

Siguiente noticia

Regulación de gas LP beneficia a molineros