Inicio»Cultura»Iluminan con velas camino de difuntos

Iluminan con velas camino de difuntos

0
Compartidos
Google+

Colocar velas encendidas sobre los muros de las casas para recibir y despedir a los fieles difuntos, es una de las tradiciones más arraigadas de la Península de Yucatán, que ha sido trasmitida de generación en generación.

La creencia indica que el encender estos artefactos elaborados de cera, evita que los demonios impidan el acceso y salida de los espíritus durante su trayecto.

En el municipio de Hoctún, doña Gloria Medina Méndez cuenta que, además, el fuego  es utilizado por los espíritus para ver su camino a su paso por el plano terrenal.

A decir de la mujer, lo recomendable es no retar a la suerte, por lo que luego de haber encendido cada cirio se dispone a ingresar a su casa, para no toparse con algún ser espectral.

“El último día se prenden velas, aquí puras velas se prenden, es para que vean su camino. Antes de las doce de la noche, salgo, prendo las velas porque es su camino, es eso que mi mamá me tiene dicho. Apenas lo prendo me quito porque no quiero averiguar si es o no cierto que pasan los espíritus, que tal… si veo alguien, quien sabe, pero yo eso hago (ríe)”.

Esta actividad es frecuente en los municipios del Estado, sobre todo del sur y oriente, de acuerdo con investigación de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

Otra creencia indica que en la víspera de la celebración cae  ligera llovizna porque los muertos lavan sus ropas para venir a la tierra. Asimismo, los cazadores de venado no deben salir pues podrían dispararle al alma de algún ‘tirador’ difunto, y las bordadoras de huipiles no deben trabajar pues pueden coser la piel de algún muerto.

 

PREPARAN

ACTIVIDADES

Con dos días de celebración, las autoridades de Hoctún conmemorarán el Hanal Pixán. Además de misas, se prevé un desfile de ánimas que partirá de la entrada del poblado hacia el camposanto.

El titular de la Dirección de Cultura, Raúl Humberto Lam Medina, informó que controlarán el aforo en los eventos, y añadió que don Anacleto Cobá Moo, de 92 años y con más de cinco décadas laborando en el cementerio, será homenajeado el último día de noviembre, durante la despedida de ánimas.

Noticia anterior

Continúan obras del Tren Maya pese a suspensiones temporales

Siguiente noticia

Hoy continúa Torneo AMPP Open