Inicio»Yucatán»Marchan feministas por falta de justicia

Marchan feministas por falta de justicia

0
Compartidos
Google+

 

Al grito de “Mérida no es blanca, es feminicida”, “La policía no me cuida, me cuidan mis amigas” y “Vila y Renán, asesinos de Yucatán”, decenas de mujeres marcharon por calles del Centro Histórico de Mérida para manifestar su rechazo ante la falta de justicia y la violencia de género que se registra en la entidad.

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, las activistas caminaron y alzaron la voz contra el “patriarcado” impuesto para que la justicia para quienes han sido víctimas de algún tipo de violencia no sea aplicada a sus agresores y sigan en la impunidad.

Las protestantes se concentraron en el parque de La Mejorada, donde manifestaron su rabia ante la impunidad histórica, abusos constantes contra las mujeres y el privilegio a los victimarios.

Destacaron estar cansadas de las políticas machistas, por lo que decidieron alzar la voz de forma independiente, lo que ha enojado al “patriarcado”, que se ha valido de su posición para que los feminicidios y la violencia de género permanezca invisibles.

Posterior a la lectura del manifiesto, partió el contingente sobre la calle 50 y 57, rumbo al Remate de Paseo de Montejo, donde fue develada la Antimonumenta, símbolo de la lucha feminista por la falta de justicia y en memoria de las mujeres víctimas de violencia de género.

Previo al acto, la señora Ligia Canto Vera, madre de Emma Gabriela Molina Canto, asesinada en marzo de 2017 por dos tabasqueños exempleados de su exesposo, manifestó que el Antimonumenta refleja las voces de la ausencia y alerta a las mujeres que quieren vivir.

“Las víctimas en Yucatán están en búsqueda de justicia, esperanzadas de ser defendidas y protegidas, de vivir libres, sin temor y sin violencia, pero la realidad es que pasamos a ser víctimas y esclavas del sistema, analizadas, investigadas y juzgadas como delincuentes”, lamentó Canto Vera al recordar que su hija no obtuvo protección de la justicia, pese haber denunciado violencia.

Por su parte, Lizbeth Martín Esquiliano, madre de Fernanda, víctima de feminicidio, señaló que la Antimonumenta es el símbolo del vacío que existe en el Estado por falta de justicia y acciones para erradicar la violencia hacia las mujeres.

Las mujeres sostuvieron que continuarán su lucha contra la falta de justicia, impunidad y protección por parte de las autoridades.

“Ya basta de este clima de inseguridad con la que vivimos las mujeres en el país y en Yucatán”, finalizaron.

Noticia anterior

Destruye nuevo río de lava todo a su paso en la isla española de La Palma

Siguiente noticia

EXHIBICIÓN DE RUGBY EN SILLAS DE RUEDAS