Tribuna Campeche

Diario Independiente

No ocuparán violadores cargo en función pública

Da click para más información

Decisión y discusión son “históricas”

Con la aprobación en el Congreso de reformas a la Constitución Política del Estado y otras leyes en la iniciativa llamada 3 por 3 que presentó Movimiento Ciudadano (MC), se buscará erradicar del poder público a los agresores, a padres que han sido deudores alimentarios y violadores, y de paso, establecer los criterios de elegibilidad para quienes aspiran ocupar un cargo en la función pública, ya sea mediante elección, designación o concurso.

La decisión y discusión fue considerada “histórica” por parte de los integrantes del movimiento feminista de la entidad para que “nunca más el poder esté ensuciado por la violencia”, subrayó, Layla González.

La iniciativa aprobada la propuso la colectiva Agenda de las Mujeres por la Igualdad Sustantiva de Yucatán, (Amisy), que fundó María Eugenia Núñez Zapata, y fue respaldada por la diputada de MC, Vida Gómez.

Las fracciones y representaciones parlamentarias del PAN, Morena, PRI, Nueva Alianza Yucatán y Movimiento Ciudadano aprobaron las modificaciones a la ley de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado, la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y la Ley de Partidos Políticos estatal en materia de violencia de género y deudores alimentarios.

Fue la diputada panista Carmen González Martín quien señaló que con la iniciativa no se permitirán que entren en funciones servidores públicos con antecedentes en violencia familiar, delitos contra la intimidad personal, contra la imagen personal, violencia laboral contra las mujeres.

Así también como violencia obstétrica, violencia por parentesco, violencia institucional, hostigamiento sexual, acoso sexual, abuso sexual, estupro, violación o feminicidio, ni ser deudor alimentario moroso, precisó la legisladora.

Asimismo, detalló que no se propone un mecanismo violatorio de las garantías individuales o de revanchas políticas, sino que tiene que ver con un mecanismo útil, “necesitamos limpiar las instituciones de agresores”.

De igual manera, la diputada morenista Rubí Argelia Be Chan comentó que la ley 3 de 3 sienta las bases para la idoneidad de cualquier cargo público por elección, designación o concurso, es decir, los aspirantes “deberán cumplir con el requisito de no ser agresor de mujeres, niñas y niños, lo que implica no ejercer violencia familiar, sexual ni ser deudor alimentario”  (El Universal).