Tribuna Campeche

Diario Independiente

Gobernadora de perros

Tan extraviada está la senecta de Palacio respecto de las prioridades que requiere nuestra entidad para empezar a superar los rezagos y fomentar el desarrollo económico, que prefirió gastar más de siete millones 600 mil pesos para construir un “parque para perros”, que empezar a reparar las deficientes carreteras estatales.

¿En qué se beneficia el Estado por tener un parque para mascotas? ¿Acaso va a generar fuentes de empleo? ¿Va ser un atractivo para los turistas? ¿Desde cuándo los turistas al salir de viaje se llevan a sus mascotas? ¿O es que Campeche aspira a convertirse en pionero para el turismo de mascotas?

No parece que el dichoso parquecito vaya a tener mayor utilidad, que servir de pretexto para simular que tenemos un “gobierno que trabaja”, aunque la realidad sea totalmente diferente. O También es posible que los nietos o biznietos de la mandataria no tengan dónde llevar a sus cachorros y por eso le pidieron a la abuela que les construya un parque para ellos.

¿En alguna de las reuniones de campaña le pidieron a la gobernadora que construya un parque para perros? ¿En alguno de los foros temáticos de la campaña se planteó esa necesidad? ¿O es que hacer ese parque no es más que otra prueba que tenemos un Gobierno de ocurrencias?

Qué lástima que así sea. Porque basta recordar que tenemos un Presupuesto de Egresos de 25 mil 775 millones 631 mil 741 pesos, el mayor monto que jamás haya erogado algún gobernante campechano, pero no vemos por ningún lado que esa abundancia presupuestal se refleje en obras de beneficio realmente colectivo; en acciones que propicien desarrollo, que fomenten la productividad, que coadyuven a superar los rezagos, por ejemplo, tener carreteras en buen estado.

No hay nada de eso en Campeche. No hay una estrategia, no existe un plan bien elaborado para atacar las deficiencias y a pesar del abultado presupuesto, no se dispone de un fondo de contingencia para atender problemas no previstos, como por ejemplo, el salario de los jubilados de la Unacar, las pérdidas cuantiosas de los campesinos mieleros de San Francisco Suc Tuc y de Crucero Oxá, etc.

Hay dinero para derrochar, para traer conciertos de artistas que cobran millones de dólares, para rifar motocicletas en eventos populistas, para construir parques para perros, pero no hay resultados palpables que nos hagan sentir que este Campeche de hoy es realmente mejor que el de hace dos años y medio.

Por el contrario. Vamos de mal en peor. Con una gobernadora que considera más importante atender a sus perros, que apoyar a pescadores, ganaderos, mieleros, jubilados, pensionados, niños desnutridos, etcétera.  

Y no hay para cuándo corregir el rumbo.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!