Tribuna Campeche

Diario Independiente

Testimonio del desorganizado y fallido operativo en Kobén

A los policías no les informaron a dónde iban, no los equiparon adecuadamente y ningún jefe participó en el rescate de agentes agredidos.

Ante la preocupación de familiares y amigos sobre su estado de salud, Claudia Piña, agente de la Policía Estatal, relata cronológicamente cómo fueron citados, enviados prácticamente a ciegas a “un servicio”, con chalecos pero sin armas, ni celulares ni llaves, y sin más indicación que volverse a formar a las 22:00 horas. Les pidieron ir por equipos antimotines, pero algunas sólo alcanzaron casco y otras escudo.

Fueron trasladadas a Ciudad Administrativa, donde los dividieron por bloques. A ella le tocó el cuarto, integrado por 20 mujeres y 30 hombres.

Hasta ese momento nadie sabía que iban a participar en el operativo en el penal de Kobén, y las órdenes las dio el comandante Saradán.

Ya en el Cereso todo fue un caos, que inició al ser recibidos a pedradas por los internos.

Luego les arrojaron gas, y afortunadamente fue rescatada, al igual que a otras compañeras. También vio cómo sacaron a un agente ensangrentado.

Resalta la mala organización de la incursión al penal, que fue afortunada al recibir pocos golpes gracias a su escudo y casco, que muchos compañeros resultaron gravemente lesionados, y que ningún jefe participó en el rescate de agentes agredidos.

Además, Claudia Piña confirma que les cancelaron el suministro de gasolina y el 911, para tratar de acusarnos de que no queríamos trabajar, pero continuamos con nuestras labores, en lo que fue fundamental la ayuda ciudadana.

Reitera la exigencia del cuerpo policiaco a las autoridades, de respetar sus derechos laborales, y que se proceda conforme a derecho.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!