Tribuna Campeche

Diario Independiente

EXPEDIENTE | ¿UN DROGADICTO EN EL C-5?

Interesante, pero preocupante a la vez resulta la información revelada en el portal La Barra Noticias de Campeche, respecto de quien se desempeña desde hace aproximadamente dos semanas como nuevo director del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo y Calidad de Campeche, conocido popularmente como el C-5.

Se trata de otro foráneo, el michoacano José Miguel Valdés Herrejón, integrante de la familia feliz de la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, pues forma parte del círculo íntimo de amigos de sus cachorros Arturo y Samantha Bravo Muñoz, quienes obviamente, lo recomendaron para ocupar la plaza que “repentinamente” abandonó el comandante Javier Herrera Valles.

Las razones de la renuncia de Herrera Valles —el único policía profesional y de carrera, que estaba en el destartalado equipo que encabeza Marcela Muñoz— no se han revelado públicamente, pero estamos indagando. 

No olvidemos que el extitular del Consejo Estatal de Seguridad Pública, quien tenía bajo su responsabilidad el manejo del C-5, fue varias veces “apapachado” en el programa de los martes de la gobernadora. ¿Qué pasó? ¿Por qué de repente se acabo el cariño?

Hurgando en nuestros archivos nos encontramos con una contundente declaración de Herrera Valles a la revista Proceso en abril de 2023: “El legado criminal de Genaro García Luna alcanzó a la 4T. Funcionarios ligados al exencargado de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de México siguen vigentes en distintas instituciones de la Administración del presidente Andrés Manuel López Obrador”.

“Varios efectivos, que eran colaboradores y cómplices de García Luna, siguen hoy en distintos cargos en instituciones como la Guardia Nacional, la Fiscalía General de la República (FGR) y en distintos Estados gobernados por Morena”.

Entre los nombres que cita, podemos mencionar a Javier Osorio Ballesteros, titular de la Estación de la Guardia Nacional en el Aeropuerto Internacional de Cancún. Fue agente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), donde también ocupó cargos García Luna. “Conoce personalmente a Genaro y a todo su equipo desde hace más de 30 años”.

Francisco Israel Galván Jaime es comisario de la Guardia Nacional y hace labores de apoyo para la Coordinación Nacional Antisecuestro. También era cercano a García Luna. Fue coordinador estatal de la Policía Federal con Calderón y durante el sexenio de Peña Nieto se mantuvo en esa institución.

Jorge Domínguez Martínez Vértiz, titular de la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol de la FGR, “es compadre de Luis Cárdenas Palomino, del grupo selecto de Genaro”.

Esperemos que con esa misma honestidad con que le declaró a Proceso,  Herrera Valles nos conceda una amplia entrevista acerca de su “repentina” salida del Consejo Estatal de Seguridad del Estado de Campeche. ¿Se atreverá?

Por lo pronto hay que hablar de quien lo sucedió en el cargo. Un joven michoacano con nula experiencia en temas de seguridad, pues es ingeniero civil y maestro de inglés, cuya única virtud es ser recomendado de los hijos de Marcela.

Se tienen, eso sí, antecedentes de su vida loca, pues en un mensaje en sus redes sociales a la 1:46 de la mañana escribió: “need some weed” que para los expertos en la materia simplemente significa que necesitaba su dosis de “yerba”.

¿Qué hace un joven e inexperto motorolo coordinando una de las áreas más estratégicas de la seguridad en Campeche? ¿Es la prueba contundente de que toda la institución de seguridad pública se puso en manos de los cárteles delincuenciales? ¿Eso quiere decir que a partir de ahora la violencia se va a recrudecer en la entidad?

Hay que tomar previsiones. La alerta ya está lanzada.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!