Tribuna Campeche

Diario Independiente

TIMBA Y JIRIBILLA: Humillante campaña para los filibusteros

Iván El Terrible

Se cumplieron tres meses de la tormentosa y el desabrido andar de los Piratas de Campeche en la presente temporada de la Liga Mexicana de Béisbol de Verano, y a falta de 12 encuentros para completar el calendario de 90, la misión de borrar los tres o tres juegos y medio que fluctuaron en las últimas semanas para poner un prime pie en postemporada, se volvió una misión la cual los tripulantes la tornaron imposible de superar.
Hoy la diferencia del ansiado sexto puesto es de cinco, pero lo más viable es la eliminación oficial del equipo en la presente semana, lo cual es lo más justo pues como se subrayó en este espacio, en las condiciones y nivel que ha mostrado el conjunto filibustero, ir más allá de la fase regular sería un premio a la mediocridad que saltaría sin duda a la vista de todos en la primera serie de eliminación.
La posibilidad de coronar la peor campaña en la historia de la organización se mantiene, y ante la cantidad de juegos que restan por delante, hay oportunidad de finalmente no agregar ese nada agradable asterisco en las estadísticas finales del club.
Dentro de lo muy escaso que hay por rescatar de lo observado en la semana recién concluida, donde para no variar se incluyó una nueva humillación de los Leones de Yucatán sobre los Piratas de Campeche que sufrió su undécimo revés en la campaña a bates de los actuales monarcas, estuvo la presentación en la LMB del lanzador campechano Martín Noh Bolívar, la tarde-noche del domingo pasado, el cual para no variar en el accionar del área de comunicación del equipo bucanero, sólo unas horas antes de su debut hizo oficial el ascenso del tripulante al buque.
Mejor no pudo ser la actuación del nobel lanzador que entró hacer sus primeros disparos en el plano profesional en la parte baja del octavo inning, cuando los locales ya tenían por demás asegurada la victoria, enfrentando al experimentado Luis “Pepón” Juárez, quien una noche antes con su majagua enterró el buque, que hasta esos momentos estaba de 3-3, pero Noh Bolívar lo hizo rodar a la intermedia, mientras que Ángel Camacho y Lázaro Alonso también rodaron al cuadro.
Diez fueron los disparos que realizó el campechano al plato, seis estráics, tres de faul, y cuatro bolas, y con un promedio de velocidad de 88 a 90 millas, en lo que en verdad se le desea lo mejor y el inicio de una exitosa carrera para Martín, desde luego esto es sólo el comienzo de un larguísimo andar, y dependerá de la buena instrucción que pueda recibir de su manager y couch de pitcheo para labrar una sólida carrera. ¡Al abordaje Piratas!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!