Tribuna Campeche

Diario Independiente

Amarran de pies y manos a familia para saquear su casa

Botín superaría el medio millón de pesos

Amarrados de pies y manos dentro de su casa quedaron ayer tres personas, entre ellas una adulta mayor, luego de que varios sujetos armados ingresaron a la fuerza para llevarse botín superior al medio millón de pesos, entre joyas, dinero en efectivo, teléfonos y diversos equipos electrónicos.


El atraco ocurrió en la calle 49, entre 26 y 22 de la colonia Pallas, alrededor de las 8:00 horas, cuando pistolas en manos al menos tres rufianes entraron a la residencia y pidieron a sus ocupantes que se tiraran al piso.


De acuerdo con declaraciones de las víctimas a la policía, fueron atadas de pies y manos y amordazadas, tras lo cual los ladrones vaciaron la casa sin la mínima preocupación.


Aunque no dieron detalles del monto, una persona cercana a la indagatoria reveló que aunque los dueños de la casa no pudieron acreditar la propiedad de varios artículos robados, la cifra superaría el medio millón de pesos.


Los afectados fueron desatados por un familiar que llegó de visita y dieron aviso a la policía. En el interior de la vivienda imperaba el desorden, pues no hubo lugar que los hampones dejaran sin revisar.


Según el parte policiaco, fueron robadas varias joyas, teléfonos celulares y diversos equipos electrónicos, y el monto exacto en dinero lo tendrían que aportar ante el Ministerio Público.


Una persona que sufría crisis nerviosa, logró decir que ahí habitaba Carmelita Brook, quien también fue sometida por los ladrones. “El lugar estuvo allanado más de media hora, tiempo suficiente para robar lo que encontraron a su paso”.


El informe indica que una de las personas afectadas mencionó: “Nos apuntaron a la cabeza, no vimos cuándo entraron. Solamente obedecimos, empezaron a amarrarnos y cuando se llevaron varias cosas no pudimos liberarnos, hasta que llegó un familiar”.


No especificaron el tipo de joyas sustraídas, pero aparentemente fueron anillos, cadenas, esclavas y otras alhajas de oro; además de teléfonos, dinero y distintos artículos.


“Se podría decir que vaciaron la casa. Ahora esperamos conseguir videograbaciones de vecinos, para observar en qué llegaron a nuestra casa, pero será cuestión de que el Ministerio Público investigue”, explicaron.


Algunos vecinos que observaron el cierre de la calle y la llegada de la policía, comentaron: “Todo fue tan de mañana y sigiloso, que no nos percatamos de algo extraño, pero lo que supimos se lo mencionamos a la policía”.


Finalmente, al lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, para checar las condiciones de salud de los dueños del predio atracado, quienes presentaron cuadros de crisis nerviosa.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!