Tribuna Campeche

Diario Independiente

Layda, cinco días fuera del Estado

Da click para más información

Pese a que se agravan la inseguridad, las carencias en hospitales, el cierre de empresas y la falta de empleos derivado de la crisis económica que dejó la pandemia, la gobernadora Layda Elena Sansores San Román prolongó ayer su ausencia en la entidad, de donde salió desde el miércoles, para acudir a Hidalgo a apoyar el mitin del candidato de Morena a la gubernatura, Julio Ramón Menchaca Salazar.

A casi una semana de esfumarse de la vida pública local y abandonar sus obligaciones como titular del Ejecutivo Estatal, la mandataria morenista apareció apoyando la campaña de su correligionario, junto a su “corcholata” para la candidatura a la Presidencia de la República en 2024, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

Lo anterior, luego de que en días pasados acudiera como “staff” a Guatemala —país donde casualmente su cónyuge Romero Ruiz Armenta es embajador de México—, como parte de la gira diplomática del presidente Andrés Manuel López Obrador por Centroamérica y el Caribe.

Tras dejar la gira que continuó el Presidente en El Salvador, Honduras y Belice, Sansores San Román retornó al país, pero no para regresar a Campeche y retomar sus obligaciones como mandataria, sino para alargar su agenda de “viajera” hacia el Estado de Hidalgo para el acto proselitista.

Despreocupada, la gobernadora y Sheinbaum Pardo acudieron a levantarle la mano a Menchaca Salazar, con quien departieron y dialogaron. Hasta el momento no se sabe si hubo algún acuerdo o habrá algún anuncio importante para nuestra entidad y sus habitantes.

Sansores San Román sigue sin justificar los motivos de sus viajes dentro y fuera del país, tampoco aclara quién se los paga, ni revela qué beneficios traerá a Campeche su asistencia a los actos políticos, ni quién queda a cargo del Gobierno del Estado durante su ausencia.