Tribuna Campeche

Diario Independiente

Hoy ajusta Layda 19 días ausente

Da click para más información

NADIE INFORMA DEL LUGAR EN QUE SE ENCUENTRA

Luego de su último evento oficial efectuado el pasado 16 de diciembre en el Centro de Acopio Lechero de Candelaria, la gobernadora de Campeche sigue ausente de la entidad desde hace 19 días, sin que hasta el momento se haya informado oficialmente el lugar donde se encuentra.

A pesar de que en la medianoche del pasado 31 de diciembre subió a sus redes sociales un video de escaso minuto 45 segundos, en que deseó año nuevo a todos los campechanos, y ayer su Unidad de Comunicación Social boletinó que Sansores San Román encabezó —de manera virtual— la reunión de la “Mesa de la Paz y la Seguridad”, la realidad es que la mandataria sigue fuera de territorio campechano.

Anoche no transmitió su programa semanal “Martes del Jaguar” — tercero consecutivamente—, lo que confirma que Sansores San Román sigue de vacaciones junto con toda su familia. No se sabe si está en el extranjero, en la Ciudad de México o en alguno de sus ranchos de Chiapas. Algunas versiones que circulan en redes sociales aseguran que se encontraría en Panamá.

En la Unidad de Comunicación Social no se responde a los requerimientos de información que ha solicitado TRIBUNA y otros medios independientes, y se ha podido constatar que en su mansión de la calle 45 no se agendan citas ni audiencias con la gobernadora.

Sus asistentes envían de regreso a los campesinos a Palacio de Gobierno o a la Casa de los Gobernadores, pero en esos sitios tampoco hay atención a la ciudadanía. Así, el Gobierno del Estado está paralizado desde hace 19 días, sin que se informe cuando la gobernadora estará de regreso, aunque es probable que ocurra el fin de esta semana, con lo que su injustificable ausencia sería de 21 días.

Se confirmó que tampoco se ha presentado a sus oficinas la directora estatal del DIF, Laura Sansores San Román, a quien se vio abordar un avión a mediados de diciembre junto con varios integrantes de su familia. Tampoco en el DIF se atiende a nadie.

La mandataria es severamente criticada en redes sociales, por diputados y dirigentes de partidos políticos por abandonar sus obligaciones constitucionales, lo que ha motivado incluso la difusión de diversos carteles, en que se ofrece recompensa por informar acerca de su paradero.