Inicio»Policía»Retienen a elemento y patrulla de la Guardia Nacional en Escárcega

Retienen a elemento y patrulla de la Guardia Nacional en Escárcega

0
Compartidos
Google+

ESCÁRCEGA. — Debido a la detención de al menos cinco personas, vecinos del ejido Laguna Grande, de la región de Centenario, de este Municipio, vinculados presuntamente a la tala de madera y producción de carbón vegetal, así como el decomiso de motosierras y el aseguramiento de dos motocicletas por parte de personal de la Guardia Nacional, División Ambiental, habitantes de ese poblado retuvieron a un agente y una patrulla de esa corporación, pero de la División Caminos, a quien trasladaron a ese ejido.

Hasta el cierre de la edición, en esa comunidad mantenían retenidos también a un grupo de campesinos del ejido 5 de febrero, del municipio de Champotón y empleados de Fonatur, quienes realizaban trabajos de medición por el proyecto del Tren Maya.

En el lugar permanecía personal de la Vicefiscalía de Justicia de esta ciudad, de la General de la República y de la Guardia Nacional, para tratar de liberar al agente policiaco y la unidad oficial.

De acuerdo a la información recabada, el operativo realizado por la mañana en terrenos del ejido 5 de febrero, del municipio de Champotón, se debió en atención a denuncias por tala ilegal de madera y elaboración de carbón, que al parecer realizan en ese territorio habitantes de Laguna Grande. Las acusaciones son similares de ambos bandos.

Tras la detención de las cinco personas, de las motosierras y motocicletas, personal de la Guardia Nacional los puso a disposición de la Fiscalía General de la República, donde permanecen detenidos. Esa acción derivó en que un grupo de habitantes de Laguna Grande acudieran a la Junta Municipal de Centenario en busca de apoyo, pero no lo obtuvieron.

Molestos amenazaron con bloquear la carretera federal, pero cuando se encontraban arremolinados en esa vía pasó una patrulla de la Guardia Nacional con dos elementos, uno de los cuales es una mujer. Tras dialogar con ellos al agente lo obligaron a dirigirse al ejido Laguna Grande, distante a unos 30 kilómetros de Centenario, mientras que la agente fue dejada en libertad.

Se trata de un problema añejo, pues los habitantes de 5 de febrero mantienen denuncias contra los de Laguna Grande por tala ilegal de madera y producción de carbón vegetal. Incluso, en varias ocasiones se han amenazado con enfrentarse a balazos, pero el problema no había pasado a más, pues estaban en espera de la intervención de las autoridades competentes, como ocurrió ayer por la mañana.

En Laguna Grande los habitantes advirtieron con quemar dos camionetas de vecinos de 5 de febrero, pero al final no lo hicieron. El elemento de la Guardia Nacional fue objeto de cambio para la liberación de los detenidos.

Hasta el cierre de la edición se continuaba con las negociaciones para llegar a acuerdos con el fin de resolver el conflicto que mantienen esas dos comunidades vecinas.

No es la primera ocasión que elementos policiacos son retenidos por pobladores de ese ejido. Hace unos cuatro años otros elementos de la entonces Policía Federal de Caminos, División Gendarmería, fueron amarrados y amenazados con ser linchados por la detención de un camión que transportaba carbón vegetal sin el permiso correspondiente.

Noticia anterior

Fallece en accidente

Siguiente noticia

Termina dentro de auto particular