Inicio»Carmen»Escasea el agua en colonias populares, acusa Martínez

Escasea el agua en colonias populares, acusa Martínez

0
Compartidos
Google+

A pocos días de que empezaran a registrarse altas temperaturas en la Isla, el desabasto de agua potable se agudiza en algunas colonias y en el Smapac argumentan que las tres pipas para subsanar el problema están averiadas, debido a que la poca recaudación no ha permitido mandar a repararlas.

Reveló lo anterior la quinta regidora panista Mayela Cristina Martínez Arroyo, e instó a las autoridades encabezadas por Pablo Gutiérrez Lazarus y Roberto Figueroa Rueda, a solucionar tomar cartas en el asunto.

La cabildante, que minutos antes se reunió con vecinos del Arroyo de los Franceses y Manigua, atribuyó la escasez del líquido vital a la baja presión proveniente de los acueductos.

Desde hace un mes el agua sale a cuentagotas en las tuberías principales de las viviendas, pero ahora con el calor imperante el problema se agudiza, alertó.

“Muchos colonos están desesperados, por lo que de no haber pronto una solución, las quejas irán en aumento y no se descartan protestas, advirtió Martínez Arroyo.

Para complicar las cosas, las tres pipas del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Carmen (Smapac) están rotas, por lo que no pueden abastecer a los ciudadanos que están al día en sus pagos, lamentó.

Lo peor es que varios usuarios del Smapac pagaron desde hace dos semanas 450 pesos para que la pipa les llevara cinco mil litros de agua a las cisternas de sus viviendas, y al reclamar les informaron que las unidades estaban fuera de servicio.

El Smapac estafa, pues las pipas están descompuestas desde hace un mes y no debieron cobrar, pues sabían que no cumplirían con el servicio.

Mientras tanto, hay empresas que venden cinco mil litros a razón de 600 ó 700 pesos, con lo cual obtienen buenas ganancias pero se aprovechan de la desesperación de la gente, criticó.

Sin embargo, lo que venden estos negocios difícilmente es agua potable, quizá se trate de líquido de pozo clorado, y nadie vigila.

“Tuve comunicación con el director del Smapac, Roberto Figueroa, quien se excusa de este problema por la alta morosidad, lo que le impide pagar las refacciones que requieren las pipas”.

Este problema de desabasto se extiende a la Península de Atasta, donde varios comisarios se han quejado que están así desde hace varios meses.

Nada sirve que la Planta de Nitrógeno haya pagado el Predial, porque el Ayuntamiento ya entrega en efectivo, sino en especie. No pueden reparar los motores de los cárcamos ni cambiar las tuberías rotas.

Noticia anterior

Dio alcalde constancias de censo, no escrituras

Siguiente noticia

A erradicar el dengue